Para la reforma de esta cocina tuvimos en cuenta que a pesar de estar situada en un ático, debido a la existencia de una claraboya en el patio de ventilación, no tiene una buena iluminación natural, por lo que optamos por colores de tonos blancos, tanto para las paredes como para los muebles de cocina, dotando a la estancia de una adecuada iluminación.

El conjunto se remata con un gres porcelánico de color gris para el pavimento de la misma, que le confiere un aspecto brillante, a la vez que facilita la limpieza del mismo.

Para terminar el sobre de trabajo, o encimera es de granito sueco, labrador oscuro. Optamos por esta solución, que puede parecer más clásica, pero que nos parece más duradera y de mejor conservación que una encimera de silestone o de dekton.

REFORMAS INTEGRALES
Reformas de Cocinas
Reformas Baños
Pavimentos y Parquet
Pintura
Carpinteria
Instalaciones
Reforma de Locales Comerciales
Reforma y diseño de oficinas

REFORMAS EXTERIORES
Fachadas
Escaleras
Terrazas
Instalaciones
Patios Interiores
Cubiertas